Mar


El mar es inconsistente con los sentimientos
A veces los arrastra hasta la playa
Y los deja morir en los caracoles
Con el recuerdo del vaivén de olas
Llevando y trayendo soledades
Tristezas,
Nostalgias,
Milagros.
Pero a veces el mar se apiada
Y nos permite ver la luz
Mientras una ola nos ahoga
Y nos asfixia hasta el punto de verdad
Donde la vida y muerte
Son uno solamente.

Entre la multitud de almas
Que son tragadas por una ola
A veces está la nuestra
No la que cargamos a cuestas y nos pesa
Sino la que podría salvarnos de la tristeza
El mar nos coloca frente al amor
Y nos vuelve ciegos
Esperando que al sentirlo podamos abandonarnos de nosotros mismos
Y por un momento
Solo por un momento deseemos ser felices.
Después de eso no hay nada más que intentar.
Incluso en el dolor, el amor se incrusta como una esperanza
Incluso en el instante que no vemos
Que no sentimos
Y que casi siempre dejamos pasar con nuestra felicidad
Mientras contemplamos la orilla incorrecta
La que no ha de esperarnos
La que creemos perfecta
Y al final
La que pasamos de largo
Siempre en la espera siguiente
En la pregunta constante
En la duda incesante
En todas las olas menores que no hacen mar
Ni puerto
Ni playa...

Me lo regaló Tere hace ya varios años. La importé de Hi5!

1 comentarios:

papus5@hotmai.com 1 de abril de 2012, 11:42  

Muy bonita historia !! y la muchacha guapisima por cierto!!

Se ha producido un error en este gadget.

Soy una mujer en construcción

Seguidores

Buscar este blog