Reestablacer la confianza

Ayer me encontré a Miriam en el chat y comenzamos a platicar. Me dijo: "no seas tan dura contigo, no tienes la culpa de haber confiado, hay gente muy mierda". Y sí, yo sé que hay gente malintencionada. Casi lloro, creo que no estoy lista aún para ese tipo de conversaciones. Por un lado pienso que sí debería ser má cuidadosa de la gente que elijo para que me rodee y por otro lado, aún me duele lo que pasó.


Yo sé que a veces perder es ganar (y bueno, dadas las circunstancias, gané) pero aunque tenga esa conciencia no es tan fácil superar que alguien te traiciona o juega con tus sentimientos. Tal vez se trate de una simple crisis de crecimiento (y hasta me sorprendo por la forma en que lo he tomado) pero so no le restaparte de las responsabilidades de cada uno de los actores.

Me duele la situación y aún lloro a veces, también por que por ahí, alguien me volteó bandera y es bueno saber con quien cuentas, es cierto y también creo que Dios quita del camino gente para dar paso a otras personas que pueden enriquecer más tu vida.

En el caso específico de la GM, pues bien, me di cuenta hace tiempo de la clase de persona que era y es mi responsabilidad no haberl sacado de mi vida y de mi facebook. Aunque también sé que siendo amiga de él, nada de esto que sucedió se hubier evitado, como alguna vez lo dije. "lo nuestro estaba condenado al fracaso".

Y es que mi hermana tiene razón, eso de que "ahí te ves porque sales con otro" fue el puro pretexto y eso me duele. Mi hermaa lo dijo así: "no le importas y nunca le importaste" Y uff sí que se siente feo, pero tiene razón. Dice Toño, los hombres somos capaces de fingir hasta la mirada. Así que aquello de no puedo creerlo porque yo lo veía y porue yo lo leía, queda descartado. Es duro saber que alguien en quien confiaste y a quien le abriste el corazón, te haga algo así. Pensé que era diferente, por eso le escribí tantas cosas y obvio, por eso me enamoré, pero no era distinto, es decir no me rfiero a que fuera igual a los demás, sino al hecho de que me demostró ser una persona y terminó siendo otra. Y me sigue torturando la idea de que GM siempre lo supo, de que leyó mis mails, las cosas que yo le escribía, los últimos mails, por supuesto, y aquellos primeros, lo supongo. Hasta cuando le dije que lo quería, de esa forma espcial en que derrepente le da a uno por querer.

Nada era mío, ni nuestro, él lo compartía. ¿le dio miedo? lo he pensado, quizá le dio miedo que yo lo quisiera y mejor me alejó. Puede ser y hasta le doy a esta teoría, un voto de confianza, pero existen formas de hacer las cosas. Tuvo tiempo y de sobra para decirlo, tuvo una especial oportunidad de decirlo y yo estaba preparada para escucharlo. Pero no, dijo que quería estar conmigo y yo lo creí para luego leer sus mails tan absurdos e hirientes.

No puedo creer que una persona sea capaz de fingir cariño por otra, sólo por vender una computadora y luego armar un drama para quedar como la víctima, a eso me refiero cuando digo que pensé que era distinto, pero sólo a mi se podía ocurrir tal cosa, siendo amigo de la GM.

El asunto es que sí, quizá el verdadero problema es que estoy enojada conmigo por CONFIAR, el asunto es que tampoco creo que confiar sea malo, pero quiero aprender a confiar en quien lo merece, quizá de esa forma podría dejar de ser tan dura conmigo.

El asunto es ¿cómo reestablezco la confianza en los otros después de toda esta tormenta? Por ahora, lo único que quiero es volver a mi núcleo con los seres que me aman y me respetan.

Los kleenex

De alguna manera es fácil pasar de la decepción al coraje y conste que no digo odio. Claro encontrarme con la GM y ver que se burla de mi me hace arder, como si lo que hizo no fuera suficinte para esconder la cabeza en la tierra. El que sí la escondió fue el otro, claro como este asunto de "te dejo porque sales con otro" no fue más que un pretexto y yo ya le deposité su dinero, pues ya ni se acodó de dar la cara. Eso me puede, me puede mucho, porque de alguna manera uno espera recibir de los otros lo que estás dispusto a dar y bueno, puedo aceptar que él no quiera estr conmigo (aunque eso duela después de una espera de 8 meses), pero lo que no puedo aceptar es la forma.


Un pretexto, dos correos y listo, ahí te ves, me ahorro el darte la cara y me ahorro tener que decirte que en verdad no me interesas, que mejor ahí la dejamos. Mejor pretexto algo que pueda esconder lo que en realidad ocurre. De más está decir que averigüé el precio de la compu que le compré y vamos!!! m vio la cara en todo, hasta me estafó. Mi madre dice que eso ni lo tome en cuenta, que al final yo actué como pensé que debía hacerlo y pues bueno el dinero va y viene, eso me tiene sin cuidado.

Lo que no me tiene sin cuidado es imaginarlos hablando de mi como hablan de las demás personas:
-Es una gata- diría él como dice de G
-Qué tal con la zorra esa- diría ella como dice de otras mujeres
-No le rueda la piedra, es una naca- diría él, como dice de R

Es feo pensar que alguien a quien tu amaste, se pueda referir a ti de esa manera. Pero no tienes la seguridad, dirán ustedes, y en realidad no la tengo, pero resulta que los conozco y los escuché referirse a otras personas de esa manera, entonces pues supongo que lo hacen. Insisto, duele pensar que alguien a quien le diste su corazón, te haga esto.

Claro, por supuesto que me digo que no tenía por qué enamorarme de alguien que usaba esas frases para referirse a los demás y por supuesto tampoco debería hacrme amiga de una mujer que llama zorra a otra, pero.... yo siempre pensando que la gente es mejor.

En fin creo que esto sólo estuvo en mi mente todo el tiempo, lo peor es que me acuerdo de él todo el tiempo. Hoy en el super, por ejemplo, pasé por los kleenex de formitas triangulares y recordé aquella vez que estaba comprando unos en un superama de Polanco y él llegó, me abrazó y me dio un beso... hasta mal me caí por recordarlo. Lo bueno es que hacer el súper terminó en algo muy bueno. ¿y qué chiste tiene escribir esto en mi blog? Simple, no lo quiero dentro, debe estar fuera porque eso me servirá para sanar mas pronto.

-

Se ha producido un error en este gadget.

Soy una mujer en construcción

Seguidores

Buscar este blog